IMPORTANCIA DE LA POSICIÓN MANDIBULAR EQUILIBRADA Y SU REPERCUSiÓN EN EL PLEXO BRAQUIAL

28 Dic 2020

El equilibrio de la mandíbula con respecto al eje central de nuestro cuerpo es fundamental.
La Medicina y la Odontología Integrativa, la Kinesiología profundizan en la interrelaciones entre las distintas partes de nuestro cuerpo y en las implicaciones de las disfunciones del Sistema Estomatognatico o BOCA como elemento perturbador de lesiones a distancia.
La boca constituye un entramado neuromuscular, donde la mandíbula o maxilar inferior puede originar en sus desviaciones, tensiones de esta red de conexiones. Así podemos encontrar en la historia clínica, disfunciones en el área de los brazos, con disminución de fuerzas, hormigueos, dolor…que llevan al paciente a visitar múltiples profesionales de la Salud, sin encontrar la causa, y recibiendo solo tratamiento de los síntomas, es decir, contracturas, dolor que se dulcifican durante el estiramiento, el masaje…, pero inmediatamente después vuelven a aparecer, creando un circulo vicioso.
Cuando utilizamos la metodología de valoración clínica con esta visión integrativa y con la Kinesiología aplicada a la Odontología, podemos valorar si los disturbios neuromusculares que balancean la mandíbula en estas situaciones de desviación, son las que generan estas contracciones musculares que pueden ocasionar compresión de las raíces nerviosas del plexo braquial, y que ponen en marcha toda esta ráfaga de síntomas que entorpecen el funcionamiento de nuestra mano, pero el origen íntimo de la lesión puede encontrarse en una desviación mandibular por perdida de un plano oclusal correcto. Es decir, simplemente si perdemos un primer molar o molar 6, como se conocen, el segundo molar o 7 se inclina, generando una perturbación del plano oclusal y generalmente una desviación de la línea media. De modo que tridimensionalmente nuestra cabeza que se apoya en este plano mandibular se torsiona, generando asimetrías a derecha e izquierda, detrás y hacia adelante, provocando que el cuello se adapte a esta nueva posición, mediante tensiones musculares que no son adecuadas. Cuando la contractura se mantiene mucho tiempo, la circulación de la zona se ve afectada y también la compresión de raíces nerviosas de la zona.

Que podemos observar:

  • Adelantamiento de cabeza y cuello.
  • Rotación posterior del cráneo.
  • Tensión de la región hioidea.
  • Tensión en los músculos escalenos
  • Aumento del bruxismo y la tensión de la musculatura masticatoria.
  • Falta de piezas dentarias e inclinación de las piezas cercanas
  • Mordida cruzada

Y es que la POSTURA DE NUESTRA BOCA es fundamental¡¡¡¡¡¡¡¡.
En cuadros patológicos o disfuncionales del sistema Postural humano, la boca constituye un elemento perturbador de primera magnitud y puede producir disturbios posturales funcionales secundarios, por las múltiples relaciones con el plano oclusal dentario que puede estabilizar o no el polo cefálico o cabeza sobre nuestro cuello, sobre nuestra columna cervical.
La boca es el sistema neuromuscular más complejo de nuestro cuerpo, y es que para gestionar el aparato estomatognático se requieren 6 pares de nervios craneales y el 38% de la corteza cerebral sensitivo/motora; mientras que para gestionar los pies intervienen 2 pares de nervios periféricos y el 10% de la corteza sensitivo/motora.
Decía Gian Mario Esposito, mi gran maestro italiano: “En la peor de las hipótesis puedo reemplazar el caminar, usando por ejemplo una silla de ruedas; pero no es tan simple reemplazar la succión, la salivación, la deglución, la masticación, la fonación y la respiración oral”.

Plexo braquial y sus interconexiones con el área de la boca
Plexo braquial y sus interconexiones con el área de la boca
Plexo Braquial
Plexo Braquial
La mandíbula y sus implicaciones en las estructuras neuromusculares de cuello y brazos
La mandíbula y sus implicaciones en las estructuras neuromusculares de cuello y brazos

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.